Destrucción ambiental, negocios privados y aumentazo en el subte… En defensa de lo público

Spread the love

El 1º de marzo Macri dará inicio a las sesiones de la Legislatura. Seguramente en su discurso intentará mostrar las bondades de su gobierno y dibujará nuevas promesas. Como fiel representante de la vieja política desplegará números falaces y logros sociales que no existen. Como siempre, la realidad estará muy lejos de ese simulado y armado discurso de ocasión. Porque el 2012 terminó con el nefasto pacto entre el PRO y los K para desarrollar sus negocios con la venta del Edificio del Plata, el Centro Cívico que destruye el Hospital Borda y la entrega de terrenos ferroviarios para negociados inmobiliarios con el grupo IRSA. Y recién arrancado el 2013 la realidad cotidiana de nuestra ciudad es una compleja combinación de ataque a lo público, el aumentazo del subte que se viene, negociados macristas y otros compartidos con el bloque de Legisladores K; y de una ciudad que vive a diario problemas de transporte, cortes de luz e inundaciones no resueltos.

La irracionalidad PRO tomó la 9 de Julio

Parece increíble pero no, el macrismo decidió inconsultamente avanzar en un proyecto de destrucción de nuestra avenida histórica, planificada hace cien años y construida durante décadas como emblema de nuestra ciudad. Hoy innecesariamente vemos destruirla a expensas de un negocio de transporte llamado Metrobus. La verdad, es que lo que había que hacer era todo lo contrario, tanto para mejorar el transporte como para cuidar el medioambiente.
En la 9 de Julio no es un Metrobus lo que hacía falta, sino en primer lugar una inversión y mejoramiento en el subte C que pasa por debajo, más frecuencia y mejores servicios eran las medidas más útiles y eficientes para ayudar al tránsito. A la vez, la utilización de las vías laterales ya existentes con prioridad en horas pico para el transporte de pasajeros, hubiera contribuido también a mejorar el flujo del tránsito. Pero el macrismo no empieza por lo mejor o por lo que hace falta, sino por los negocios con empresas amigas y, a partir de ahí, le busca una explicación que lo justifique. Y sin en medio se lleva puesto cientos de árboles y líquida el patrimonio paisajístico… no le importa. Por eso se han presentado amparos contra la destrucción ambiental y patrimonial. Y ahora tenemos que seguir para que frenen las obras.

Otra del PRO: Metrobus del Sur donde es necesario un Premetro

La otra idea ajena a las necesidades ambientales y de los vecinos es la construcción del Metrobus del Sur que el macrismo lleva adelante con la oposición de los vecinos de Villa Soldati, que defienden los espacios verdes y quieren frenar la tala de árboles. Como propuso y explicó nuestro diputado Alejandro Bodart: “Frente a la manía de los metrobuses de Macri, en octubre del año pasado presenté un Proyecto de Ley alternativo para crear un nuevo Premetro (“Línea de Premetro-H1″*), que tiene como objetivo articular la línea H del subte hasta la terminal de ómnibus de Puente de la Noria. Con el Premetro se integrarían los barrios de la zona sur, Nueva Pompeya, Villa Lugano, Riachuelo, Soldati y complejos habitacionales del sector con las instalaciones del actual Parque Roca, el Autódromo de Buenos Aires y el sudoeste del conurbano…el Premetro mejora las condiciones ambientales, fortalece la integración modal y la articulación con los principales centros de trasbordo de la Ciudad, y mejora la seguridad y confiabilidad de los vecinos”. En el apoyo a este proyecto y al reclamo de los vecinos estamos comprometidos desde el MST y enviamos nuestra solidaridad a los vecinos que fueron golpeados días atrás por una patota de los funcionarios macristas.

Subte, aumentazo… ¿Y después?

Al mismo tiempo, estamos a pocos días de la audiencia pública convocada para debatir el aumentazo del subte (instancia que tratan de limitar); allí nos daremos cita junto a cientos de vecinos para repudiar este intento, que es uno más de los que ya realizó el macrismo para vaciar este medio de transporte y convertirlo en un subte caro y para pocos justo cuando hace falta todo lo contrario: un subte público, estatal, económico y seguro. Para eso había que sacar a la empresa concesionaria y reestatizarlo bajo control social destinando presupuesto para mejorarlo; pero ni Macri ni el kirchnerismo lo quisieron así y acordaron mantener a Metrovías. Y hoy todos los vecinos y trabajadores pagamos las consecuencias de la “unidad privatista” de estos dos sectores políticos.
Mientras damos esta pelea por el subte que hace falta y se da la pelea en la 9 de Julio, los vecinos de distintas comunas vienen dando otras diversas peleas por lo público en la zona sur, en el Parque Centenario, en Saavedra y en otras comunas. ¿Qué hacemos entonces ahora y los próximos meses? Creemos muy necesario que además de participar de las mismas y de apoyarlas nos planteemos la coordinación de todos esos procesos en una pelea común. Difundiendo más fuerte cada reclamo, fortaleciendo las asambleas de vecinos en cada lugar, yendo de una lucha a otra a llevar el apoyo, coordinando acciones conjuntas como la semana pasada, participando el próximo lunes 25 a las 19hs en el corte en Libertador y Coronel Díaz, y yendo todos juntos el 1º de marzo a Legislatura a mostrar nuestros reclamos y denunciar al macrismo. Para a partir de ese día planificar otras acciones.
Además, la otra tarea en medio del ataque macrista a lo público y la complicidad de los K, es fortalecer una alternativa política que esté dispuesta a llevar adelante otro modelo de ciudad. Eso estamos construyendo desde el MST y el Movimiento Proyecto Sur, junto a Pino Solanas, Alejandro Bodart y una gran cantidad de referentes y militantes en cada comuna. Por eso te invitamos a sumarte a esta herramienta, a que vengas con tus propuestas y experiencias porque es necesario y posible cambiar de raíz el modelo de ciudad. Y para eso hay que pelear y organizarse en cada comuna y también dar la pelea política para ganar la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.