Subsecretaría de Trabajo: Basta de perseguir a la Junta Interna de ATE

Spread the love

AFICHE.EDG_En la Subsecretaría de Trabajo pasan cosas muy extrañas. Cuando los inspectores realizan su trabajo y llevan los resultados con denuncias, en vez de usarlas para investigar, las autoridades los castigan. Así actúan los funcionarios macristas como el Subsecretario Ezequiel Sabor y el Director General de Protección del Trabajo Fernando Macchi. Estos funcionarios muy bien pagos, decidieron intentar acallar las denuncias atacando a los denunciantes ¿Cómo? No le han pagado el salario a los integrantes de la Junta Interna de ATE, comenzando por Edgardo Castro que lleva dos recortes salariales consecutivos, el Delegado General y Oscar Seguel el Secretario Adjunto, quien este mes recibió el insólito pago de $96. Pero esto no es todo, también fue sumariada la delegada Alejandra Stohbaver y Hugo Reyner lleva dos meses sin cobrar. Mientras a varios delegados no les dan tareas, a fines de evitar que descubran más irregularidades en el organismo.

¿Qué denuncian los trabajadores? Edgardo Castro nos dice al respecto: “Muchas veces corroboramos irregularidades en el funcionamiento de las empresas y esto sucede con anuencia de la autoridad de control. Yo por ejemplo denuncié que el galpón de Iron Mountain no podía ser habilitado, sin embargo se siguió adelante de alguna forma y eso se pagó con muertes y destrucción con incendio y derrumbe. También sucede algo similar con obras en construcción donde se realizan adecuados controles por parte de los trabajadores que luego son encajonados, desvirtuados o negociados por los funcionarios políticos”.
Del planteo de Edgardo, surge a las claras que si no quieren investigar es porque alguien (o algunos) tienen negocios oscuros que encubrir, porque o son cómplices o parte de los mismos. Y las denuncias de los inspectores honestos molestan y mucho. Como también nos dice Oscar Seguel: “El problema no se reduce al caso Iron Mountain o a los derrumbes, sino que sin inspecciones permanentes se facilita también el funcionamiento de talleres clandestinos con trabajo esclavo así como también la trata de personas al quedar liberadas las zonas por los funcionarios políticos y gerentes”.
Los funcionarios macristas decidieron atacar de conjunto a la Junta Interna, por eso es que estamos lanzando una enorme campaña en su defensa. La misma va a constar de afiches callejeros, volantes masivos, presentaciones judiciales, recolección de pronunciamientos, actos y movilizaciones. Hasta que les paguen el salario a todos los delegados y se termine la persecución. Nuestro diputado Alejandro Bodart presentará una nueva denuncia por persecución sindical y práctica desleal contra los funcionarios Sabor y Macchi, como parte de fortalecer este reclamo.
Ganar esta pelea es clave en defensa de la libertad sindical y como parte de la lucha más general contra toda persecución y por que haya en la ciudad un sistema público, eficiente y transparente de inspecciones en todos los ámbitos, bajo control de la población para terminar con los negociados y la corrupción. Llamamos a rodear de solidaridad esta pelea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.