Viene creciendo Izquierda al Frente

Spread the love

El gobierno vive su peor momento. Las movilizaciones de días pasados fueron masivas. El paro docente sigue firme, mientras crece el malestar social. Se viene un 24 de marzo de enormes movilizaciones contra el gobierno. Hace falta una nueva alternativa de izquierda. Por eso conformamos IZQUIERDA AL FRENTE por el Socialismo.

Es evidente que el gobierno de Macri, Vidal y sus secuaces está mostrando su verdadera cara oligárquica, es agente de las grandes corporaciones a quienes les transfiere ganancias y les quita impuestos, y es representante de los grandes empresarios millonarios y explotadores. Mientras va endeudando más al país en acuerdos externos y emisión de nueva deuda que luego querrá que pague el pueblo, la desigualdad social crece y vivir dignamente les cuesta cada vez más a las mayorías populares.
También se va evidenciando que lejos de ser un gobierno fuerte y poderoso, cada vez está más debilitado y es repudiado por grandes franjas de la población. Tras el escándalo del correo y de las rutas aéreas, se fue cayendo el velo falaz de que no son corruptos, la verdad salió a la luz y generó un nuevo quiebre incluso con parte de sus votantes. El gobierno además sintió los golpes de las marchas del 6, 7 y 8 de marzo y de la lucha docente que no cesa. A este gobierno se le pueda ganar y quebrar su plan de ajuste. Es la vieja burocracia sindical cómplice del poder la que viene retrasando esa posibilidad. Pero las luchas siguen y podemos derrotar el ajuste PRO.

Nuevos y viejos responsables de la crisis

En este contexto de luchas y desgaste del PRO, el país va entrando cada vez más en una dura lucha política hacia la disputa electoral que se avecina. De ahí la preocupación del PRO que se ve caer en todas las encuestas y no sabe cómo cambiar esa tendencia. También el tándem Massa-Stolbizer que acompañó al gobierno votándole las principales leyes, ahora con un ojo en las encuestas empieza a querer posar de opositor. Y el PJ, fragmentado y feudalizado intenta unificarse en busca de un posible triunfo electoral, tratando de capitalizar -con o sin CFK- el voto castigo a Macri.
La realidad presente y pasada, es que todos estos actores políticos son parte del régimen de castas que vació al país y donde los funcionarios, anteriores y actuales, pasan por el poder para beneficio propio y de sus socios familiares o empresariales. Está claro que Macri vino a empeorar mucho más la situación y a dar un salto mayor en la entrega del país, por eso en la calle impulsamos la mayor unidad de acción antimacrista. Pero esto no niega que muchos graves problemas sociales venían de antes, y en eso la responsabilidad política le cabe al FPV y al PJ. Frente a esto, ver hoy a oficialistas y opositores pelearse por TV sobre el tema corrupción tiene una matriz cínica e impresentable; porque todos los que gobernaron nuestro país las últimas décadas, no resisten archivo y en este tema están cortados por la misma tijera.

Hagamos algo nuevo

Estamos convencidos de que hace falta derrotar a Macri en todo los terrenos, aunque no por eso la solución es volver hacia atrás. Lejos de repetir viejos errores, hace falta construir algo nuevo. Y al decir nuevo hablamos de un proyecto de izquierda, porque la derecha, el centro y la centroizquierda ya han gobernado el país y hoy sufrimos las consecuencias. Lo único novedoso sería un cambio hacia la izquierda, cambio que no solo es necesario sino también posible. No hay nada que en sí mismo lo impida, depende de la voluntad de millones de querer avanzar por ese camino.
Desde el MST como parte de IZQUIERDA AL FRENTE por el socialismo junto al Nuevo MAS, creemos que es el momento de avanzar en hacer más grande y más fuerte una herramienta superadora de experiencias fracasadas en el país. Por eso convocamos a las trabajadoras/es y a la juventud que tal vez en otro momento apoyó al kirchnerismo, a que reflexionando sobre estos temas se jueguen a ser parte de un proyecto distinto. Y a quienes vienen de otras experiencias de izquierda que se han negado permanentemente a la unidad, como el FIT, también los invitamos a ser parte de esta nueva construcción. Es un gran desafío que tenemos por delante, y queremos hacerlo entre miles de militantes y simpatizantes de izquierda.

En la izquierda, elegir entre dos modelos

Desde que nuestro frente se conformó, se ha ido evidenciando que en el país ya no hay solo una opción de izquierda, sino dos. Antes el FIT se negaba a la unidad y aprovechaba la dispersión del resto y la existencia de la ley proscriptiva de las PASO, para intentar quedar como la única voz de la izquierda. Hoy mantiene el mismo sectarismo y rechaza la unidad, pero el cambio en la realidad es que al conformarse IZQUIERDA AL FRENTE hay otra opción para cientos de miles de votantes de izquierda. Y para elegir, hay que saber qué expresa cada frente.
De nuestra parte, en poco tiempo de andar, IZQUIERDA AL FRENTE ha tenido una posición común en las principales luchas y acciones. Partimos de un programa común y una declaración política con un claro contenido antimacrista, anticapitalista y socialista que pusimos a disposición de millones. Luego hicimos nuestro debut público con una enorme columna conjunta el pasado 20 de diciembre, en el aniversario del argentinazo. Ya iniciado el 2017, una nueva declaración política convocaba a enfrentar a Macri y a todos los gobernadores, mientras actuábamos juntos en apoyo a la lucha de AGR desplegando incluso un afiche nacional común. Llegado febrero, difundimos una nueva declaración política poniendo el centro en la necesidad de un paro nacional activo contra Macri, y volvimos a actuar en común días atrás en las masivas e impactantes jornadas del 8M con una nueva columna común y otro afiche del frente en apoyo a la lucha feminista, antipatrialcal y anticapitalista/socialista.
Lo mismo volveremos a hacer la semana que viene en todo el país: columnas unitarias de IZQUIERDA AL FRENTE serán parte importante de la jornada del 24 de marzo, donde un nuevo afiche unitario inundará las calles. Todas muestras más que claras de que hay un modelo de unidad que además de pelear juntos en las elecciones, intenta dar respuestas comunes frente a las y los trabajadores, las mujeres y la juventud. Mientras seguimos dialogando con otros sectores de izquierda, la posibilidad de que se sumen a este frente para hacer su aporte.
El otro modelo de la izquierda, el FIT; persiste en sus peleas internas y división permanente. Habiendo tenido la oportunidad de aprovechar su ubicación anterior para convocar a un gran movimiento amplio de toda la izquierda, se encerró en sus propias luchas intestinas. No hay una sola acción común, ni en luchas ni ante hechos políticos de envergadura, ni siquiera tienen la misma posición frente a Macri y por eso no encabezan la lucha antimacrista. Y esto empeora hacia las elecciones, donde el PTS se volvió a cortar solo convocando a una conferencia de prensa propia, anticipando que va de nuevo «a la guerra interna» contra sus supuestos aliados. Y esto sucede mientras en las luchas, los gremios y en el movimiento estudiantil se hacen zancadillas permanentes entre ellos mismos. Así de triste y equivocada es la realidad del FIT. Por eso no puede transformarse en una alternativa para millones, y está destinado a finalmente retroceder.
Hoy tenés que elegir entre dos proyectos de izquierda distintos. Te invitamos a jugarte por quienes propusimos una gran unidad que desde el FIT rechazaron; te proponemos que apoyes a quienes estamos construyendo un nuevo modelo de izquierda, unitario y socialista, en las luchas y en la pelea electoral, poniendo por delante los acuerdos y debatiendo cuando hay matices o diferencias, sin ataques infantiles ni acusaciones sin sentido. En IZQUIERDA AL FRENTE y también en el MST tenés un lugar para pelear por un proyecto anticapitalista y socialista, con Alejandro Bodart, Manuela Castañeira, Vilma Ripoll y referentes de todo el país. Te invitamos a sumarte y a que seas protagonista de esta nueva construcción en la izquierda.

Sergio García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *