El MST, con Bodart y Ripoll, en todo el país: Hay otra izquierda en marcha

Spread the love

ripoll-y-bodartVenimos impulsando una propuesta hacia el conjunto de la izquierda política y social; planteamos que sobre la base de un programa común y aprovechando las internas abiertas conformemos un gran frente que le dispute a los viejos partidos. Mientras miles de trabajadores y jóvenes la apoyan porque abriría las puertas a un gran frente que dispute de verdad, lamentablemente no encontramos hasta hoy respuestas positivas en los digentes de los partidos. Lejos de esto, el FIT y el PO han salido fanáticamente a oponerse, con argumentos que van desde la mentira lisa y llana a la infantilidad sectaria (ver artículo a la izquierda). El PTS actúa en igual sentido y en común son garantía de que el FIT siga por un camino autorreferencial sin convocar a una unidad superior, haciéndole así el juego a los partidos del régimen.
Otros sectores no se pronuncian y por esa vía tampoco muestran interés en conformar una gran unidad popular y de izquierda a través de las internas. Incluso estos días De Gennaro de UP, hizo un planteo que no compartimos. En relación a Binner dijo: «Si ellos se van de ese armado (UNEN) todo está para discutir. Yo reconozco en Hermes a alguien a quien le tengo respeto y confianza en su idoneidad y honestidad con la que gobernó Rosario y Santa Fe». Para nosotros no es ese el camino a construir. No solo porque Binner cree en aliarse con la UCR (como en Santa Fe) sino también porque es una de las voces que hoy plantea pagarle a los fondos buitres al igual que el PJ, la UCR y el PRO; el PS que él conduce ha sido en Santa Fe continuidad del modelo vigente en el país y una muestra más de que ningún cambio positivo vendrá de un proyecto tradicional de centroizquierda. Esperamos que UP reflexione sobre ese aspecto no menor.
Así vemos como el sectarismo y la nula voluntad de pelear por ser opción de poder en algunos casos, y la negativa a conformar un frente con una clara visibilidad de la izquierda en otros, son causales del rechazo actual a nuestra propuesta unitaria. Mostrando la incomprensión de una tarea clave: la construcción de un nuevo proyecto de izquierda, amplio, unitario, anticapi-talista y superador de las experiencias anteriores. En la construcción de este proyecto sí estamos comprometidos desde el MST y el mismo tiene bases políticas y metodológicas muy claras.

Hay otra izquierda, unitaria y con un programa integral y anticapitalista

El país necesita que se despliegue nacionalmente un proyecto de izquierda con propuestas anticapitalistas para responder a la realidad. Nos disponemos a profundizar la construcción de este proyecto de izquierda que condensa programáticamente las banderas sociales, ambientales y de género; que dé respuesta programática y en las luchas concretas a estas cuestiones y las combine con la necesidad de un cambio radical frente a las instituciones del régimen, frente a los métodos de la vieja política y a la podredumbre del viejo modelo sindical.
Levantamos las banderas rojas y sociales de apoyo de las luchas obreras, populares y de la juventud por sus reivindicaciones. Peleamos para que se prohíban por ley las suspensiones y despidos y por la expropiación bajo control obrero de toda empresa que no cumpla. Estamos por la reestatización del sistema ferroviario, el subte y todos los servicios públicos bajo control social y de sus trabajadores. Por el fin de la precariedad laboral y el trabajo en negro, por $10.000 de mínimo para todos y el 82% móvil sobre el salario real a los jubilados. Por la defensa de la salud y educación pública. Por la eliminación del impuesto al salario, planes de primer empleo para la juventud y facilidades horarias para terminar sus estudios, becas y boleto estudiantil.
También levantamos las banderas violetas de la mujer y de género que son otro motor esencial de lucha antipatrialcal y anticapitalista. Queremos el mayor protagonismo para las compañeras que luchan por sus derechos, estamos por una ley nacional de aborto legal, seguro y gratuito. Que se apliquen las leyes de educación sexual y salud reproductiva. Contra la violencia de género y los femicidios, castigo a los responsables y asistencia médica, psicológica gratuita para las afectadas y salida laboral. Queremos igualdad de derechos salariales y políticos para todas las mujeres.
Además nos plantamos con el verde del ecosocialismo frente a las corporaciones que saquean nuestros recursos y destruyen nuestras tierras. Por eso venimos de un gran evento nacional contra Chevrón y Monsanto. Queremos un modelo productivo sin corporaciones, estatal y bajo control social, donde con las comunidades se debata como producir sin dañar el medioambiente; queremos la prohibición de la megaminería, la recuperación del petróleo y terminar con los negocios inmobiliarios en las grandes ciudades y la cementación indiscriminada. Estamos contra este modelo capitalista del siglo XXI que saquea, destruye y contamina en función de sus ganancias y con la complicidad de los gobiernos.
Y junto a todo esto proponemos un cambio de raíz sobre la función política y el modelo sindical. Queremos que los políticos ganen lo mismo que una maestra; que ellos y sus familias tengan que ir al hospital y a la escuela pública. Que paguen con cárcel y con sus propios bienes quienes se enriquezcan con la función pública y haya revocatoria de mandato. Lo mismo vale para el mundo sindical: basta de dirigentes eternos, que se vuelven millonarios en sindicatos de lista única y persecución a opositores. Estamos por un nuevo modelo sindical, donde los dirigentes cobren lo mismo que un trabajador de su gremio y donde además vuelvan a trabajar. Queremos sindicatos con representación proporcional para las minorías, plurales y regidos por asambleas y las consultas a la base.
Junto a todo esto, además proponemos el no pago de la deuda externa, la nacionalización de la banca y el comercio exterior, gravar la renta financiera y ponerle fuertes impuestos a los que más tienen. Este programa, lógicamente no puede asumirlo ningún partido del régimen, sea de derecha, centro o centroizquierda. Solo desde la izquierda y peleando por ser un proyecto amplio y plural que se anime a disputar el poder podemos conseguirlo. Por eso en el MST tenemos estas propuestas de fondo y luchamos por un gobierno de los trabajadores y el pueblo que se juegue entero por llevarlas adelante.

BodartRipoll y todo el MST salimos a nacionalizar este proyecto

Nos disponemos a desplegar con todas nuestras fuerzas la construcción de esta propuesta política en todo el país. Comenzando por nuestros referentes nacionales, Alejandro Bodart y Vilma Ripoll, junto a todas y todos nuestros compañeros estamos difundiendo las propuestas de construcción de una nueva izquierda, que se plantea disputarle a los partidos del régimen en las próximas elecciones. Ya comenzamos a recorrer el país, Bodart y Ripoll estuvieron en Córdoba junto a la lucha contra Monsanto y la prensa local recogió nuestras opiniones. Y así seguiremos los meses que vienen llegando a cada provincia. A la vez, durante estas semanas nuestro partido debatirá la situación política y en un evento nacional el 19 de julio en Buenos Aires definiremos nuestros propios candidatos y fórmula presidencial para 2015, más los referentes que en cada provincia encabezarán nuestras listas. De allí saldremos a redoblar la instalación de este proyecto.
Mientras realizamos esta campaña y fortalecemos la construcción de un nuevo proyecto de izquierda, seguiremos manteniendo nuestra propuesta de aprovechar las internas para que haya unidad de toda la izquierda política y social. Si algunos sectores del resto de la izquierda como el FIT, UP u otros cambian su actual decisión de oponerse, lógicamente estamos dispuestos a continuar un diálogo que genere un marco de unidad. Pero es una decisión que otras fuerzas tienen que tomar, modificando su negativa actual que viene impidiendo una unidad amplia y de izquierda.
Mientras tanto, el MST seguirá con fuerza impulsando y masificando estas propuestas, porque no hay tiempo que perder y porque tenemos la voluntad y decisión de hacer más grande y más fuerte este proyecto que llegó para quedarse y al cual te invitamos a sumarte. Por todo esto, a la militancia de izquierda, a los simpatizantes y votantes, a los que luchan en el movimiento obrero, popular o estudiantil, a los activistas de las luchas de género y ambientales, a los honestos defensores de los derechos humanos de ayer y de hoy, a los intelectuales comprometidos y a los profesionales que ponen su ubicación a favor de los intereses de las grandes mayorías; a todas y todos ustedes les proponemos que nos ayuden a propagandizar en todo el país este proyecto del MST y de una nueva izquierda tricolor, que se juega entera por cambios de fondo y anticapitalistas y que dará una fuerte pelea política-electoral en el 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.