Evento Constituyente de Marea Socialista. Venezuela: hacia una nueva referencia política

Spread the love

VENE4Del 8 al 10 de abril participé como invitado al Evento Nacional Constituyente de Marea Socialista de Venezuela. Con delegados de muchos estados, nuestra organización hermana dio un nuevo salto. En un país en crisis, entre la política de la derecha proimperialista de la MUD y el curso regresivo del gobierno del PSUV, Marea avanza hacia nuevas tareas.

Para quienes vimos años atrás la Venezuela que había recuperado el control petrolero y empezado a distribuir su ingreso a través de mejoras sociales, ver hoy al país da tristeza. Crisis social, descontento masivo, deterioro en las condiciones de vida, decadencia. La derrota electoral del gobierno el pasado 6D fue producto de esta situación que hoy asume nuevas formas. Avanza el descontento con Maduro y a la vez la oposición de la MUD tampoco capitaliza a fondo y es criticada por amplias franjas. Varios estudios indican que entre el 35 y 40% de la población no se siente representada ni en el gobierno ni en la oposición, cuestionando la polarización que ambos alientan.
Venezuela fue lo más avanzado del proceso bolivariano y ganó simpatía continental. Si bien muchos problemas se venían incubando en vida de Chávez, dieron un salto cualitativo tras su muerte y con Maduro, que fue cambiando el rumbo hasta llegar a las medidas regresivas de hoy. Ante la caída del precio del petróleo se respondió con recetas erradas. Se puso por primera vez a un empresario al frente del Ministerio de Industria y Comercio, se atacan conquistas democráticas, se persigue a los críticos internos del bolivarianismo, se ahogan los reclamos obreros a través de la burocracia sindical, se avanza a un régimen electoral que impide la participación democrática. Se hizo un desfalco por 470 mil millones de dólares mientras se paga la deuda externa ilegítima, se mantiene un salario de miseria y hasta se anunció el proyecto “Arco Minero” que es la entrega de los recursos en oro y diamante a corporaciones extranjeras con su cuota de deterioro ambiental. Este cambio de política notable y hacia el centro, más el alto burocratismo y bonapartismo, son la base del desastre actual.

El impulso a una referencia alternativa

Las cúpulas “no nos representan”. Con esa frase que es a la vez un horizonte político, delegados de Marea definieron su relación con el gobierno y la MUD. Precisaron que solo puede defenderse el proceso impulsando la lucha por defender las conquistas sociales que quedan y reclamando soluciones a las penurias como la falta de comida y medicamentos o los bajos salarios. Junto a trabajadores, campesinos y la juventud. Denunciando la política del gobierno y de la MUD, que impulsa una salida de Maduro por derecha y que Marea no apoya.
En política hay que ver la profundidad de los fenómenos, no las apariencias discursivas. Hoy lamentablemente, bajo un falso discurso socialista, se llevó al pueblo a una situación insostenible mientras se prepara el regreso de empresas capitalistas ayer expulsadas. Esa es la realidad. Por eso es equivocada la postura de algunos sectores de la izquierda venezolana y de otros países, que sabiendo esto igual definen como eje “cerrar filas con Maduro”. Desde ya, si hubiera una intentona golpista hay que defender al pueblo y al gobierno. Pero hoy “cerrar filas” es avalar una política antipopular, que es el golpe concreto que reciben día a día millones de venezolanos, mientras en las sombras se baraja otra hipótesis, no segura pero posible: un acuerdo entre el gobierno y sectores de la oposición para una salida a conveniencia de ambos.
El evento de Marea Socialista confirmó la importancia de tener una política y organización independiente que levanta propuestas antiimperialistas y anticapitalistas. Marea se transformó en una fuerza dinámica y convergente de sectores críticos, antiburocráticos, bolivarianos y socialistas. El tiempo que viene albergará a nuevos sectores y también puede reacercar a viejos compañeros. En su diversidad radica su riqueza y posibilidad de avance. Y reactualiza la relación dialéctica entre la estrategia de construir una organización revolucionaria y a la vez lanzarse en unidad con otros a una nueva y amplia referencia política que dispute en grande, tarea que votó el evento.
El MST ha sido parte y apoyó desde su inicio a Marea Socialista. Hoy reafirmamos ese compromiso de ayuda, como también de aprendizaje de su experiencia, para fortalecer la corriente internacional que construimos en común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *